27.1.14

Nueva opción para nuevos escritores

De los creadores de Poderosa Lectura...

Esparta, Ediciones de autor
Próximamente!

Una línea editorial al alcance de todos los bolsillos. Con el cartonaje de vanguardia y la prolijidad que nos caracteriza.

Imprimí tu libro. Hijos y árboles abundan.

3.12.13

Lo nuevo: Asuntos internos, de Gustavo Sánchez


Algo de lo que hay adentro

Experiencia

Los tíos les regalaron las fotos. 
Pensaron primero en un set de cuchillos para la cocina. 
Pero se decidieron por las fotos, 
porque ningún fabricante les garantizaba 
que los cuchillos 
no fueran a perder el filo. 

Biografía 

Gustavo Sánchez nació en San Juan en 1984. En su adolescencia fue ciclista de pista y hasta triatlonista. Se reconoce fanático de Bob Dylan, y año a año relee, más o menos por la misma fecha, sus Chronicles. Poeta de una sensibilidad sin par, Sánchez derramó lágrimas cuando un eximio escritor vernáculo le espetó: "Estaba bien hasta que te vi". Al día de hoy no ha resuelto si aquello fue o no una broma.
Aunque en sus años escolares intentó ahorcar, en un incontestable ataque de emoción violenta, a su profesora de biología, actualmente Sánchez ejerce como Profesor de Historia.
En 2010 soltó las volutas de Humo (EFU), poemario que dividió las aguas de la crítica internacional. De Asuntos internos, su primer título editado por Poderosa Lectura, se esperan millonarios dividendos. 





25.8.13

Valpore, de Cristobal Gaete


Pasamos por Chile en el verano. Ya en el invierno sanjuanino decidimos editar la novela Valpore (ficción lumpen), de Cristobal Gaete, escritor, editor y periodista que reside en Valparaíso. Aquí les dejamos una breve reseña:

Un científico neonazi ha clonado indiscriminadamente al lumpenaje de Valparaíso, atractivo especial para el caucásico y aburrido turismo portuario. En su casa hecha con ladrillos de marihuana, los protagonistas matan el tiempo con drogas baratas, ron Cariben y todas las variantes imaginables de la cópula, que dan por resultado la concepción y el nacimiento de una hermosa cajita de vino, a la que habrán de cuidar como a la niña de sus ojos.
Tras una noche vertiginosa por los bares del puerto (que incluye confesiones traumáticas del gordo Porcel, peleas a punta de botella, taxistas enajenados y prostitutas punk) el Pulpo y su amigo, con un cóctel letal bullendo en su torrente sanguíneo, se ven comprometidos en el secuestro de una pequeña turista francesa en manos de un pedófilo que opera en Valpore, el último cerro de Valparaíso.
Con la perfecta excusa de vengar a la niña, los “mostros” se levantan contra la policía, desatando una guerra en la que arrecian el fuego alimentado con ron Cariben, los proyectiles de armas hechizas manipuladas por niños y la artillería pesada de los pacos, siempre sedientos de sangre.
Valparaíso es reducida a ruinas, y las olas del mar, en el mayor acto de justicia que se pueda esperar de aquella tierra maldita, se la tragan para siempre.

Algunas opiniones de la crítica trasandina:
“El Trainspoting chileno”, Sebastián Lampasone
“No lo pude terminar, me dio mucho asco”, Mirtha Legrand

“Pega más que los caramelos de propóleo”, Leo García       

Darío Flores

Dos clásicos



Y nos pintó. Sacar dos clásicos para lectores menos arriesgados quizá. Una opción buena, bonita y barata. Cuentos de la Selva de Horacio Quiroga en coedición con Oeste Rojo. Y El Principito, Antoine de Saint-Exupéry, versión cartonera y flúor, con ilustraciones del autor. Cada uno a tan sólo 30 pesos. Conseguilos ya que se agotan. Con éstos abrimos nuestra Colección "Clasiqueros".

En Santa La Feria metimos color


El 14 de julio, junto a Oeste Rojo, con quien hicimos en coedición Cuentos de la Selva en formato súperartesanal y bonito, montamos un stand en  Santa La Feria en el Auditorio Juan Victoria. Pasó mucha gente. Algunos compraron; otros preguntaron. Pero gente, no tengan miedo de abrirlos 180 grados a nuestros libros cartoneros. Recuerden: nuestra técnica de encuadernación de invención propia y está probada para lectores rudos. Metimos una decoración de cumpleañitos. No sé si kitsch o bizarro o colorinche o qué. Pero nunca le tuvimos miedo al color. Para esta ocasión tuvimos novedades como Valpore, del chileno y amigo Cristobal Gaete y el clásico El Principito.

De visita y feria en Córdoba



Anduvimos a fines de mayo por Córdoba. Entre fernets y choris, levantamos un puesto en la Biblioteca Popular La Luna del barrio Güemes. Se armó una miniferia del libro y nos dieron amablemente un lugar. Conocimos a algunos amigos del mundo de las editoriales independientes y libreros que ahora distribuyen nuestros libros por aquellas tierra. Como así también pudimos dejar algunos ejemplares en la librería de Llanto de Mudo. 

29.7.13

MICA, Buenos Aires y era abril

En abril fuimos al MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) en Tecnópolis. Ni frío ni calor. El fuerte eran las "rondas de negocios". Nos tocó un domingo. Hicimos algunos contactos y amigos, aunque faltaron muchos libreros a la cita.  

En Tecnópolis con Vanina Colagiovanni (Editorial Gog y Magog) y el amigo Lucas (Editorial Funesiana)

Compañero de ruta. El Principito Pérez extraviado en un depto de Belgrano.

La bolsa de Famularo llegó a Caballito. Tres sanjuaninos y un pibe de Mataderos.

Ganamos un Concurso de Apoyo a Emprendimientos Culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación

Festejamos. Hay equipo.

El muchacho de la derecha contaba cuando le bajó los humos a joven blando cantautor en boga en la escena nacional.

Desde enero hasta abril Poderosa Lectura recorrió los caminos de Latinoamérica: Chile, Norte de Argentina, Bolivia, Perú y Ecuador. Un poema hijo de la experiencia:


Agua puedes beber en la biblioteca municipal
y colgándote al cuello
la credencial que te ha ofrecido un amigo feriante
usas sin pagar los baños de la Plaza de Armas.

Ha anochecido para todo el mundo
pero si tiendes la mirada hacia la bahía
sólo la luz de ciertas ventanas
delata el milagro simple de una cena caliente.

Miras por última vez tu suela rota,
dejas caer tus huesos sobre la arena.

Cuando lo crees todo perdido
cierras los ojos
y del pulso final de la tarde
viene hacia ti
Esto no es un mochilero (de la serie "Los hijos tontos de Magritte")
la música gratuita de los pájaros.







5.2.13

Nuevo título de Poderosa Lectura, "El epistolario privado de la familia Crash Pijatoes Dummies" (novela, 184 páginas), de Maximiliano Sánchez




Un terremoto de magnitudes bíblicas ha devastado San Juan. De entre las ruinas, el eminente Dr. Arnold Fernández Mc Namara rescata las cartas de una distinguida familia sanjuanina. Tras un intenso trabajo de investigación, el material es organizado por remotos y abnegados editores que todo lo que buscan es la reivindicación del Ser Nacional. Con el correr de las páginas, el tupido velo que los personajes supieron tender sobre sus miserias comienza a descorrerse: incesto, prostitución, vagos ímpetus literarios, drogas, fanatismo religioso, exhibicionismo y una nunca del todo solapada simpatía por las fuerzas armadas son algunas de las pelusas que asoman debajo de la alfombra. 

22.1.13

De gira por las callejuelas de Valpo



Paseo del Cerro Concepción

Arriba, tras cordillera, el Pacífico. Llegamos hace una semana con los libros, el taller y otras cosas en las mochilas. Valparaíso parece ser el laberinto perfecto para perderse con ganas. Lo saludable sale barato: frutas y pescados. Vendemos libros en plazas, bares, veredas de ferias del libro, playa, puerto, etc. Buscamos contactarnos con escritores, editoriales pequeñas y artesanales, personajes, historias profundas y lugares mágicos. Ya conocimos la hospitalidad de los porteños: vendedores de libros leídos como Bernardo, el jipi; o Yuri Zuñiga, candidato a alcalde de izquierda y vendedor ambulante; los amigos de Kiltra, Daniela y Manolo; nuestro anfitrión primero: el profe de historia Daniel y sus extensas conversaciones todo terreno.

Muchos bares y muchas subidas. Gente con diversos acentos. Un micro no es lo mismo que un colectivo: el transporte público funciona y es raro y bacán. Las pantorrillas trabajan al son de la bohemia y el trabajo independiente. Hace una semana que el sol casi ni se asoma. Pero estos ya parecen ser los caminos de Latinoamérica...  


21.1.13

Presentación de "Apostillas para un nuevo fin del mundo" de Ariadna Sasso

Foto: Fabricio Serafino
Foto: Fabricio Serafino
Foto: Fernando Facchín










































"Por las provincias de la región de Cuyo lo único que se ve sin problemas de interpretación son las estrellas", había dicho Ariadna. Llegamos a la Casa de Sudamericaneros con una camioneta cargada a más no poder con parlantes, libros y títeres de mano. Carla y Melina ensayaban, en el calor infernal del patio, la obra de teatro que habían tramado a partir del libro de Ariadna. Nuestro amigo Guillermo, diestro chofer, no tardó en destapar una cerveza. Descargamos los equipos (con sumo cuidado manipulamos el "Pequeño dylaniano") y nos pusimos a armar. Pronto llegarían Juan y A la voz de ahura, la banda de sonido de nuestras expectativas románticas. Dispusimos, en tres piezas de la casa, parlantes que sacaban por las ventanas que dan al patio el audio de algunos textos sassorianos de genio indiscutible. Sólo faltaba ese tirano servicial y necesario al que nos debemos por completo, el inestimable Público. De a poco las mesas se fueron rodeando de amigos expectantes y todo fluyó. Muestra cabal del poder hipnótico del arte en vivo, la escultura en arcilla basada en el microrrelato "Amigos" atrajo todas las miradas. Carla y Melina interpretaron  "Autobiografías portátiles", "Cumpleaños", "Cómo vendí a mi gato en un programa de fast shop" y "Un relato fantástico". Aplauso cerrado, pura belleza. Muy lejos de las habituales imposturas, Ariadna agradeció el cariño de quienes la admiramos. Gracias, amigos, por estar ahí.

4.12.12

La juventud poderosa


















Una amiga nos llamó porque en un CAJ, el de la escuela 9 de Julio de la Villa América,  necesitaban encuadernar una revista. Terminamos haciendo con los chicos un Taller Poderoso de Encuadernación. Llevamos cutters, ganchos y páginas del Aullido de cisne, libro del mexicano Mario Santiago Papasquiaro. Fuimos en las bicis, con los carteles y las mochilas por avenida Rawson al norte. Ruta 40 y literatura latinoamericana y artesanal. Llegamos al aula, saludamos a los pibes y empezamos con lo primero: armar los cuadernillos y cortar el cartón. Les dijimos: "En dos horas van a salir de acá con un libro hecho por ustedes mismos". Abrieron los ojos grandes algunos, otros hicieron chistes, otros preguntaron cosas, pero en general se coparon como cuando hablan de celulares o Sabroso. Seguimos laburando y llegamos al último paso del arte de tapa. Nos dejaron con la boca abierta. Los pibes, agazapados tantas veces, o tantas otras poco escuchados, explotaron de colores y formas las tapas cartoneras. Hubo de todo en más de una docena de libros que ellos fabricaron.

21.11.12

Más allá del MICA

El post-MICA fue de lo mejor. Armamos una noche de lectura en San Patricio Bar, el sábado. Antes, al caer la tarde, habíamos estado, invitados por Cucurto, en la charla que les tocaba dar a los representantes de Eloísa Cartonera junto Lucas Oliveira de Editorial Funesiana. De allí, partimos al bar del Pato a armar el sonido mínimo con el Negro Campillay, de El Momo Poesía. Nos tomamos la primer birra y pegamos algunos carteles.

Al rato cayeron Darío y Lucas con las valijas de libros. Nos tomamos una Iguana esta vez. Evaluamos la posibilidad de un par de muzzas. Al toque llegó Federico Araya, autor de Los Decepcionados. Sumóse a la mesa. Lucas dudaba de que cayera Cucurto, que nos había dicho que venía. Y cumplió: apareció en un remís con María, su mujer, y con su hija Margarita. Sumamos una mesa y tres sillas. Cucurto agarró la revista El Culo Chungo que andaba por ahí y leyó con atención la entrevista a Pablo Ramos.

Luego empezaron las lecturas. Apareció gente de la nada y el bar se llenó de humo y ruido de chopps. Un público con distintas tonadas. Escritos en voz alta de porteños y cuyanos se entremezclaban en el ambiente. Hubo tiempo para un set con poemas del Pepe Campus y hasta para que el pequeño cantautor Juan Campillay hiciera de las suyas. Avanzaron los Susurradores por las mesas también. Lo planeado llegaba a su fin con un concurso a cargo de Funesiana. La fonola arrancó con Lo artesanal de Viejas Locas, acaso el soundtrack de las editoriales pequeñas y artesanales. Y la noche continuó en las mesas de la vereda como las charlas y el vino. 

15.11.12

Hay novedades en el barrio cartonero

MICA Cuyo, nuevos amigos y posibilidades









Pasó el MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) CUYO y participamos. Primero fuimos al taller de encuadernación artesanal a cargo de Lucas Oliveira, de la Editorial Funesiana. Tres tardes con éxito de público y nuevos encuadernadores formados intensamente bajo el embrujo de la siesta sanjuanina. Con Lucas, en la mesa del Superdomo, hablamos sobre lo duro que es la vida del editor/encuadernador artesanal y sobre futuras e inmediatas posibilidades de mover avisperos.
Otro día, también acudimos al taller en encuadernación cartonera de la cooperativa Eloísa, que dieron Cucurto (Santiago Vega) y María. Intercambiamos un par de charlas y compartimos tablón, donde montamos un puesto improvisado de venta de libros a precios populares, con la editorial que tomamos como inspiración o de quien sacamos la idea "hagamos libros con tapas de cartón". Sólo que en este caso nos fuimos para el lado del vino y las bebidas espirituosas.






2.10.12

Rawson siempre estuvo cerca




















Los primeros días de septiembre estuvimos por la plaza de Villa Krause, al sur de la ciudad, casi donde empiezan las plantaciones. El primer día llegamos y estaba nublado. En la carpa central teníamos guardado un tablón y algunas sillas para el stand que nos habían asignado. Fuimos casi todos los días, menos uno que se nos inundó el puesto. La experiencia fue más que positiva. No era una feria cool o independiente, claro. Pero la gente, el pueblo, los posibles lectores, anduvieron por ahí.

Vimos pasar muchas personas, charlamos con muchas de ellas, le contamos el laburo que estamos haciendo. Aunque algunos no lo crean esto es un trabajo. Una patrón que se repetía era que los que pasaban medio que no se animaban a tocar los libros o relojeaban sin entender qué era la Poderosa Lectura. Hasta que Melina hizo un cartel bastante imperativo y directo que decía "Tocar".

Pasaron por el stand muchos amigos, los autores Marcos Castro y Federico Araya, hasta funcionarios que compraron ejemplares y otros que ni amagaron. Hubo de todo en esa Feria del Libro y la Cultura Popular de Rawson, hasta un stand del Ejército Argentino con soldados que mostraban el funcionamiento del armamento.

25.9.12

Malditos escritores bebiendo whisky barato II




El viernes 17 de agosto llovía. Estábamos en el búnker encuadernando el libro de entrevistas, era un descajete de silicona. Hasta que nos apretó el hambre. La previa de la noche de lectura formó con la clásica picada del Facha, el fiambrero amigo, y un tinto que compramos en Vitys, de donde también sacamos el whiskacho.

Pasada la medianoche, en Hell Raiser todo fluyó, como muchas noches. Era la Fiesta Maldita (homenaje a Bukowski) que organizaba la agrupación Crisol, que nos había convocado para el set de lectura. Cayeron el Chiro, el Marcos Castro, el Fede Araya, el Negro Campillay y el Negro Manuel, entre otros. En una mesa de maxikiosco roja iban desplegando los textos. Un micrófono y unas linternas hicieron de soporte. El Tino y el Managua tiraban una música que acompañaba: unas pistas. El público, atento, chupando, siendo parte, puteando a veces. Pero estaban ahí, los pibes y las pibas, en ese sótano capitalino oyendo poemas y textos de wasos que escriben como pueden, un viernes a la noche, en la oscura noche.